Veo menos cosas, pero las veo más

Mi piso de Barcelona (al que llegué exactamente 13 días antes de que empezara el confinamiento) tiene un balconcito. 

 

BalconcITO. 

 

No es demasiado grande. Para que te hagas una idea, no cabe una silla recta. Además una de mis compañeras de piso tiene una afición muy grande por las plantas y esto tiene aspecto de selva. 

 

(digo “esto” porque escribo este email desde mi balconcito). 

 

Mis compañeras de piso lo usaban para eso: para las plantas, para asomarse de vez en cuando y poco más. 

 

Pero claro, empezó el confinamiento y el piso se convirtió en nuestra ciudad entera. 

 

Un día decidí probar a tomar el sol en el balconcITO. Puse la silla (medio dentro, medio fuera), me puse con un libro y oye, ni tan mal. 

 

Al día siguiente, mi compi de piso me acompañó.

 

Al finde siguiente tuvimos que bajar a por crema solar porque el plan seguía hacia delante. 

 

-Tía, nunca se me hubiera ocurrido que pudieras tomar el sol ahí

-Ya, un día salió mi compañero de piso y la idea es buena. 

 

Fíjate: ellas NUNCA habían salido aquí a tomar el sol. Y yo (que no soy el fan nº1 de tomar el sol) nunca lo hubiera hecho… si la situación no me hubiera obligado. 

 

A esto me refiero con ver menos cosas, pero verlas mejor.

 

Por ejemplo, tu negocio online. Así, en general. 

 

Qué agobio, ¿no? Que si gestión de personal por aquí, que si estrategia online por allá, que si marketing, que si ventas, que si finanzas que si yo que sé…

 

Ahora mira menos cosas. 

 

Por ejemplo, este mes, mira el marketing. 

 

Y dentro del marketing, una semana mira a tu web. Otra a tus emails. Otra a tus redes sociales. Así, de cerca, mirando menos cosas, pero mirándolas mejor. 

 

Vas a darte cuenta de detalles, matices e ideas que estaban ahí, pero que no habías visto. 

 

Luego me las puedes contar y quizás podemos mirar juntos

 

Copywriting para negocios turístico que quieren vender más y mejor

 

Un abrazo

 

Ricardo

 

PD: En nuestra reunión inicial (que no podrá ser antes de julio, ya tengo agendados proyectos hasta entonces) te cuento si la estrategia funciona. La de ponerme moreno, digo. 

Deja un comentario