Un buen puñetazo enseña muchas cosas

Estos días anda por Netflix un súper documental sobre Michael Jordan. 


“The Last Dance”.


Incluso mi compañera de piso, que no sigue el baloncesto y que sigue llamando Magic a Jordan, está enganchada y lo ve conmigo cada semana.


Jordan era MUY BUENO. Extremadamente bueno. Ganaba campeonatos casi solo, metía 48 puntos cuando quería y tenía una mentalidad ganadora única.


Lo del compañerismo… bueno, esto lo llevaba peor. Cosas de súper estrella.


Gritaba mucho a los otros jugadores, les llevaba a su límite físico y psicológico… y a veces cruzaba ese límite.


El episodio 8 del documental habla sobre una de esos días en los que cruzó la línea. Normalmente, no pasaba nada… pero ese día, el jugador con el que Jordan se estaba picando (Steve Kerr), se reveló. 


Se giró. 


Vió la cara de Michael. 


Le vinieron todos los ataques, insultos y golpes que se había llevado sin que nadie dijera nada. 


Y soltó un puñetazo que impactó en el pecho de Jordan (digo en el pecho porque Kerr era el base del equipo, era bajito y sin mucha fuerza). 


Jordan contestó y le arreó un guantazo en el ojo. 


Esto, como digo, fue hace muchos años. Allá por 1995.


Con la perspectiva del tiempo, ahora ambos reconocían que aquello fue bueno. Kerr dice que “era un tirano y que alguien tenía que hacerle frente. Incluso sabiendo que no iba a ganar”. 


Jordan dice que, tras el cabreo inicial, aplaude que alguien le frenara y le hiciera ver lo que estaba haciendo. 


Nuestros negocios turísticos son un poco como ese base blanquito y no demasiado fuerte. Estamos ahí, trabajando cada día mientras Jordan (grandes cadenas, OTAs, multinacionales) nos machacan. 


Día tras día. 


Día tras día.


Día tras día. 


No digo que vayamos al señor Booking.com o al señor Viajes El Corte Inglés y le demos un puñetazo en el pecho.


Al menos, no literal. Pero metafóricamente, yo digo que hay que plantarles cara. Creando productos atractivos que les hagan despertar, redactando páginas webs que les “roben” ventas y reservas, diseñando campañas que atraigan la atención sobre nosotros, no sobre ellos. 


He creado un sencillo formulario. Un formulario que no encontrarás en la web y que solo envío (y enviaré) a los que recibís estos emails


Quiero ver ese formulario


En él te hago algunas preguntas (básicas) sobre tu negocio turístico, tus perspectivas de futuro y lo que estás dispuesto a gastarte para que dé puñetazos. 


Un abrazo


Ricardo


PD: Actualmente, Steve Kerr (“el del puñetazo”) es uno de los mejores entrenadores de la NBA. Ha ganado tres campeonatos con su equipo (el más joven en hacerlo) y tiene el récord de más victorias en una temporada.

Deja un comentario