Perritos calientes con brócoli

 

Mi chica y yo nos hemos propuesto comer menos carne en casa. 

 

Más o menos ya lo veníamos haciendo, pero en Navidades, pues ya se sabe: hay descontrol. 

 

En mi casa casa (la de mi familia), de siempre se ha comido bastante carne. Para mí no era mucha, sino lo normal. Ahora me doy cuenta de que era mucha. 

 

Yo estoy a tope con este cambio y, la verdad, lo llevo muy bien. 

 

Un alimento que he re-descubierto últimamente es el brócoli. Siempre lo había visto en las series y las películas y tanto niños como adultos desconfiaban…

 

… así que nada, ni acercarme a él. 

 

Ahora lo he hecho. No crudo como tal, claro. Preparado con salsitas. Acompañando a la pasta o a la ensalada. 

 

Me gusta el brócoli. 

 

Pero han tenido que pasar años para que alguien me lo “presente” como toca y yo lo disfrute. 

 

Lo que hago yo con estos emails (y lo que debería hacer cualquiera que tiene un negocio y quiere crecer) es precisamente esto: presentar el brócoli de una forma que la gente lo pueda disfrutar. 

 

¿Qué es el brócoli?

 

El contenido, la información, el valor. 

 

Si yo te digo “para hacer un titular tienes que escribir así, así y así”. 

 

Pues igual te gusta un día. Quizás dos. 

 

Tres, venga. 

 

Pero más allá, lo verás (me verás) como el profesor que solo explica y que no entretiene, te acabarás aburriendo y de hecho, aunque aprendas, lo dejarás. 

 

Si nos aburrimos aprendiendo, no aprendemos, esto es así. 

 

Por eso yo te doy el “brócoli” (lo poco o lo mucho que sé sobre copywriting y escribir) de forma atractiva. En un perrito caliente. Con salsas, acompañando a la pasta, dándole sabor. 

 

Es mi forma de enseñar.

 

Y la forma que tengo comprobada de aprender. 

 

Seguimos. 

 

Un abrazo

 

Ricardo

 

PD: Gran parte de esta forma de educar la aprendí en los scouts y en la educación no formal (fui monitor durante 7 años). Y la confianza, el conocimiento y los valores que se generaban allí no los he visto nunca en la escuela tradicional.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario