La policía del copy (2)

Molaría decir eso de que la primera entrega fue un éxito, de que hay gente con pipas esperando a estos policías y blablabla. 

 

(Y de hecho, es lo que harían el 90% de marketers)

 

Pero por aquí somos “campechanos” y los fuegos artificiales van para otros. 

 

Vamos con la segunda policía del copy. 

 

Las plantillas.

 

Para saber de qué te hablo, primero vamos a las fórmulas. 

 

Si estás un poco familiarizado con el sector, sabrás alguna: 

 

AIDA.

 

PAS. 

 

Historia con Puente.

 

Las 4 P. 

 

Etc. 

 

La GRAN MAYORÍA de estas fórmulas se llevan utilizando desde antes de que tú y yo naciéramos. Desde antes de que Internet naciera. 

 

Y si llevan taaaaaaaaanto tiempo entre nosotros y se siguen aplicando y enseñando es por una razón muy sencilla. 

 

Fun-cio-nan

 

Al menos, la idea que hay detrás de ellas, claro. 

 

De estas fórmulas, salen las plantillas. 

 

Y aquí donde surge el problema: que si se mata la creatividad, que si no se piensa, que si esto no es copy de verdad. 

 

(es decir, la policía del copy). 

 

 

La plantilla cumple una función muy clara: agilizar el trabajo. Si yo tengo (por ejemplo) un email que envío siempre para cobrar mis facturas, pues tengo una plantilla donde cada vez cambio el mes y la empresa y listo. 

 

¿Para qué voy a escribir de 0 un email que SIEMPRE tendrá el mismo contenido?

 

Si escribes para vender, la cosa cambia. 

 

Una plantilla puede servir de eso, de plantilla. 

 

De inspiración. De guía. De referencia. 

 

A partir de ahí, de esa plantilla, tú irás desarrollando nuevas ideas, conceptos y formatos. 

 

Y serás tú quien vea que la plantilla no funciona y hay que cambiarla. 

 

Así que si la policía del copy te dice “señor, usar plantillas es equivalente a vender tu alma al demonio y ser un anti-copy”, tú puedes enseñarle este email. 

 

O no, allá tú. 


Mañana, la tercera policía del copy, una que a mí me sigue persiguiendo a pesar del tiempo que llevo en esto.


Un abrazo 


Ricardo

PD: En realidad sí hay gente que estaba esperando la segunda entrega. Espero que siga la tendencia para la tercera.

Deja un comentario