Dime dónde está tu hotel y te diré como venderte

Seguro que has escuchado muchas veces la frase “dime con quién andas y te diré quién eres”. Profesores, padres y madres son especialmente aficionados a este dicho y no dudan en recitarla en cuanto pueden.

Dime dónde está tu hotel y te diré cómo venderte

En el copywriting online podríamos adaptar esta frase cambiando las compañías por la ubicación. ¿No te lo crees?

Vamos a hacer un ejercicio práctico.

  • Hotel de 5 estrellas en la sierra de Gredos
  • Hotel de 5 estrellas en Gandía
  • Hotel de 5 estrellas en Riviera Maya
  • Hotel de 5 estrellas en Madrid

Misma categoría de hotel pero diferente ubicación. Y solo con esto, ya eres capaz de hacerte una imagen mental del alojamiento.

Hotel de 5 estrellas en la sierra de Gredos

De primeras, me cuesta imaginar un hotel al uso y lo veo más como un parador a cierta altura y con unos increíbles paisajes. Íntimo, tranquilo, con pocas estancias disponibles y solo accesible en vehículo privado. Ofrece actividades para explorar los alrededores y en su restaurante ─con chimenea y toques clásicos─ sirven un chuletón que es conocido en toda la provincia.

¿Te imaginabas algo así?
¿Te imaginabas algo así?

Hotel de 5 estrellas en Gandía

Aquí viene a mi cabeza un mega-hotel con suites privadas y apartamentos, en primera línea de playa y con su propia discoteca. También incluye varias piscinas ─una de ellas infinitas─, un lujoso restaurante tanto para comer como para cenar y es probable que la mayoría de sus clientes hablen inglés o alemán.

Hotel de 5 estrellas en Riviera Maya

Pulserita todo incluido, varias piscinas enlazadas y cócteles en las terrazas o en su playa privada. Yoga matutino, surf y excursiones durante el día, estancias muy grandes donde dominan los blancos y las vistas al mar. Su desayuno no tiene límite de hora e incluye un servicio de traslado tanto al aeropuerto como a otros puntos de Riviera Maya.

Mismo nombre, conceptos totalmente distintos
Mismo nombre, conceptos totalmente distintos

Hotel de 5 estrellas en Madrid

Lujo y exclusividad, ubicación céntrica, suites presidenciales, servicio excelente e instalaciones que incluyen spa, gimnasio, parking privado y varias salas de conferencias. Las personas que buscan alojamiento aquí pueden combinar el ocio con el trabajo y encontrarán facilidades para acceder a los principales puntos de la ciudad. 

Queda claro: la percepción de tu hotel depende, en gran parte, del destino en el que se ubica… y es importante adaptar tus textos a ello.

Cómo integrar el destino en los textos de tu web

Ahora que ya tenemos claro la influencia del destino en tu producto turístico, voy a proponerte cuatro preguntas que deberías hacerte con respecto a tu destino. Las respuestas te dirán cómo enfocar los textos de tu web.

¿Cuál es tu destino?

Dependiendo de tu hotel y tu cliente ideal, tu destino puede ser desde un país hasta un pequeño pueblo de la sierra. Puede que incluso tengas varios destinos en uno: es importante nombrarlos todos y decidir cuál (o cuales) se adapta mejor a tu propuesta de valor.

Por ejemplo, un hotel en Valencia puede destacar como destino España (para viajeros internacionales), la costa mediterránea (para viajeros que buscan el clásico turismo de “sol y playa”), la Comunidad Valenciana (para viajeros nacionales) o Valencia como ciudad (que podría usarse para todos los anteriores).

¿Cómo es tu destino?

Analiza la características de tu destino: sus principales atractivos, por qué es conocido ese destino entre tu público, qué eventos celebra a lo largo del año, a qué tipo de viajeros atrae. El siguiente paso es convertir esas características en beneficios.

Por ejemplo, si tu hotel está en una ciudad como Barcelona y ofreces parking gratuito, deberás destacar esta característica y hablarle a tu público de sus beneficios: no preocuparse de buscar aparcamiento, el ahorro de dinero en parkings privados o la comodidad de poder desplazarse en su propio vehículo. 

¿Cómo se integra el destino con tu hotel?

Aquí es importante analizar tu hotel y tu cliente ideal para saber cómo aprovechar el destino en el que se encuentra. El destino siempre debe estar integrado con tu estrategia, pero tu decides la forma de hacerlo.

Imagina que tu hotel está en Sevilla, en el centro de la ciudad, y tu público objetivo son empresas que quieren organizar congresos y eventos. En este caso, las buenas conexiones de la ciudad, su importancia económica y su buena temperatura durante todo el año serán más importantes que sus fiestas o su oferta cultural.

¿Qué tipo de viajeros visitan este destino?

Muy relacionado con el anterior, este punto varía mucho entre un destino y otro (e incluso entre una época del año y otra). Debes analizar los diferentes públicos a los que ese destino atrae y si coinciden con los tuyos.

Ibiza es un ejemplo ideal. Especialmente en verano, atrae a un público muy concreto: jóvenes (españoles y europeos) con muchas ganas de fiesta, sol y playa. Cualquier hotel en la isla, simplemente por su ubicación, se relacionará con ello. Puedes utilizarlo para atraer a este tipo de clientes (destacando el ambiente nocturno y sus famosos DJs) o justo para lo contrario (ofreciendo una Ibiza diferente y tranquila para disfrutar de otras zonas de la isla, su gastronomía, etc.). 

Valencia, un destino que se adapta a distintos tipos de turismo.
Valencia, un destino que puede ser vendido de muchas maneras.

¿Está tu hotel integrado con tu destino?

Si trabajas con un hotel o un alojamiento turístico, probablemente hayas estado pensando en tu propio caso durante todo el artículo. Te recomiendo hacerte las mismas preguntas y analizar cuál es la mejor forma de integrar tu destino en tu estrategia de marketing.

Y en caso de estar ya haciéndolo, ¿cómo vinculas tu producto con tu destino? Puedes contármelo en los comentarios. 

Guía de copywriting turístico

¿Quieres empezar YA a mejorar los textos de tu web turística?

Descárgate gratis mi «Guía de copywriting turístico» y empieza hoy mismo a vender más desde la web de tu negocio. 

Deja un comentario