Consejos para triunfar con tu marketing en Navidad

Dentro de mi vida de Nómada Digital, estas Navidades las paso en el verano africano (primero en Ciudad del Cabo y luego en Tanzania). Hay que admitir que un mes de diciembre en la playa a 30 grados no parece natural: tantos años pasando frío y viendo películas navideñas pasan factura.

Pero sí: no deja de ser Navidad… y de Navidad vamos a hablar hoy ☃.

Más concrétamente, en este artículo quiero contarte cinco cosas que deberías tener en cuenta a la hora de plantear tu estrategia de marketing turístico para estas fechas. Lo bueno: esto te va a servir para la Navidad de 2019, 2020, 2021 y lo que resta de década

Escucha aquí el episodio 9 de "Palabras para hacer viajar"

1. Planificar la campaña y poner objetivos

Puede parecer algo obvio, pero haciendo un análisis de la realidad, no lo es. A pesar de lo importante que es la Navidad y de que siempre se celebran en las mismas fechas… muchas empresas llegan tarde.

Más allá de esto, lo que falla en la mayoría de campañas es el objetivo. Es decir, ¿qué quieres conseguir? ¿Qué quieres comunicar? ¿A quién quieres comunicárselo?

No vale un “es Navidad, algo habrá que comunicar”.

No.

Busca un objetivo y dirige hacia él toda tu campaña navideña. Lo más habitual suele ser lo que conocemos como “Branding”: anuncios donde se va la identidad de tu marca y genera sensación de cercanía en tu audiencia.

En tu caso, puede ser esto o puede ser anunciar un nuevo producto, vender un destino concreto o preparar alguna promoción para el año siguiente.

2. Adaptar tus mensajes a la época navideña

Es Navidad. Tú lo sabes y la gente lo sabe, así que tu comunicación no puede obviarlo. Tu audiencia está, de alguna manera, esperando que le felicites las fiestas o les propongas algo.

Un ejemplo sería preparar en el blog un artículo relacionando tu producto o servicio con la época navideña. Así:

  • 10 planes navideños en Vitoria
  • 5 destinos donde vivir una Navidad en verano
  • ¿Qué comer si visito Alemania estas Navidades?

A nivel SEO (posicionar los artículos para que aparezcan los primeros en Google), esto es súper positivo. Y a nivel de marca, tus potenciales clientes van a ver que estás pendiente de la actualidad y les das justo lo que quieren

3. No hagas lo mismo que todos

¿Qué? ¿No me habías dicho en el punto dos que adaptara mis mensajes a la Navidad, como hacen todos?
Sí. Pero esto no significa hacer LO MISMO que todos. Hay muchas formas de felicitar la Navidad: a nivel de tono, a nivel gráfico, a nivel de mensaje…

Fotos de renos, bromas sobre los cuñados en Nochebuena, Papá Noeles… todo esto está muy bien y es muy navideño. Dale un giro. Adáptalo a tu marca. Crea un mensaje único e identificable. Algo que no podrían decir las empresas de tu competencia.

OJO: esto no es fácil, para nada. Lleva mucho tiempo de investigación, de dar en el clavo, desarrollar un concepto y ponerle las palabras y las imágenes adecuadas. Un copywriter podría ayudarte 😉

4. Si tienes una campaña navideña, céntrate en ella

Si has decidido que tu concepto para Navidad es, por ejemplo “Esta Navidad huye del frío”, y centras tu campaña en destinos calurosos, centra todas tus comunicaciones (página web, blog, redes sociales, email marketing) en ella.

Que no sea simplemente un banner en la web, un par de publicaciones y te olvidas.

No.

Es tu gran apuesta. Y tienes el mejor escaparate: Navidad. Así que a fuego con ello y que todas las comunicaciones estén relacionados con ello.

Guía de copywriting turístico

¿Quieres empezar YA a mejorar los textos de tu web turística?

Descárgate gratis mi «Guía de copywriting turístico» y empieza hoy mismo a vender más desde la web de tu negocio. 

5. La vida sigue después de Navidad

No vale poner en redes un “Feliz Navidad”, “Feliz Año nuevo”, “Feliz noche de Reyes” y luego olvidarte (de tus seguidores en redes sociales ni de los suscriptores de tu web). La vida ─y la comunicación─ sigue.

Aprovecha tanto si has tenido tirón como si no para mantener un ritmo constante de publicaciones. Y esto deberías hacerlo por dos razones: primero, porque a nivel de marca, debes estar siempre presente en la mente de tu potencial cliente.

Y segundo, porque las principales redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter) valoran la constancia. Es decir: mejor publicar dos veces a la semana de forma constante que publicar 8 veces en Navidades y luego olvidarte. Su algoritmo (y tus seguidores) te castigarán.

¿Preparado para tu campaña Navideña?

La teoría está muy bien, pero hasta que no comiences a poner todo esto en práctica, no valdrá de nada. Así que, con un buen turrón (eso que no falte) y la mantita (si estás en el invierno del hemisferio norte), toca preparar una campaña de multiplique tu imagen de marca y tus ventas.

Deja un comentario