Ayer se lió

Buenas tardes Ricardo,

 

Me encanta leer tus emails cada día. Pareces ya mi amigo 😅 Supongo que eso es lo que también sentirán el resto de suscriptores que seguimos contigo.

 

Te agradezco lo alcanzable que me haces conseguir mi objetivo de ganarme la vida escribiendo. Aun no estoy 100% segura de que lo pueda conseguir pero leerte cada vez me ayuda más.

 

 

Sin la intención de ser una mosca cojonera (como diría mi madre), me ha hecho mucha gracia encontrar una falta de ortografía en tu texto. ¿Sabes que es una de las mayores preocupaciones que tengo al publicar textos propios?

 

4- Estamos cerca de una cifra redonda. Una cifra que me gusta especialmente. Le he dicho a mi compañera de piso que haber a ver si llegaba a ese número esta semana y no me apetece perder.

 

Espero que no te haya molestado que sea tan «tiquismiquis» pero la verdad es que me has tranquilizado un montón sin querer. Cometer error lo llevo fatal, ¿sabes?

 

Un saludo desde Cádiz,

 

Laura. 

 

Varias cosas de este email. 

 

Lo primero, a pesar de que me escribe por una “cagada”, dice cosas buenas de mí y de mis emails. Eso está bien. 

 

Lo segundo, mi madre también me llamaba mosca cojonera. Lo sigue haciendo, de hecho. 

 

Tres, la “cagada”. 

 

Esto le he contestado a Laura y al resto de personas que habéis cazado la falta: 

 

Mira, yo hubiera hecho lo mismo. Soy de esos que pone acentos hasta en los Whatsapps. Sin embargo, en algunos de mis emails, me gusta colar faltas de ortografía. 

 

¿Porque no lo sé? No, justamente «haber» y «a ver» tienen claras diferencias. Lo hago para llamar la atención, comprobar que la gente está «despierta» y lo lee. 

 

Por ejemplo, no hubiera sabido que tú lo lees con tanta atención y estás aprendiendo si esto no te hubiera «molestado» y me hubieras escrito.

 

Es una técnica chula de copy, que no gusta a todos pero a mí sí.

 

Hasta aquí la explicación. Este email ha conseguido más reacciones que muchos otros. Cada uno puede pensar si lo ha hecho a pesar de la cagada o gracias a ella. Para mí, es una técnica que utilizo poco y precisamente por eso tiene buenos resultados.

 

El copy busca impactar, llamar la atención, vender. Y a veces, para eso, hay que “saltarse” alguna norma. A mí (como graduado en Periodismo), me duele un poco. A mis clientes, cuando ven que funciona, no tanto.

 

Si tienes algún friki de la ortografía por ahí, igual quieres enviarle este email. Y que reciba el resto. Un pequeño castigo a su correccionitis.

 

Castiga a tu amigo correccionetis y que se suscriba a la lista

 

Un abrazo,

 

Ricardo

 

PD: No vayas a buscar Correccionitis en el diccionario, porque no creo que exista. Un error ortográfico más que puedes sumar a la lista.

Deja un comentario