Abraham Lincoln, árboles y copywriting

Ayer leía a Ben Settle (un copy americano que escribe mucho, escribe muy bien y vende lo que quiere) y citaba a Abraham Lincoln. 

 

Los americanos adoran a sus ex presidentes… si yo tuviera que citar a Rajoy (por poner un ejemplo), me quedaba escribiendo emails para cinco personas. 

 

Esto es lo que decía Lincoln: 

 

“Si tuviera ocho horas para talar un árbol, afilaría el hacha durante seis”

 

Me gustó. 

 

Hace unas semanas tuve una pequeña discusión con un cliente. Me preguntaba que cuánto tardaba en escribirle su página de captación. 

 

Total, son un par de frases

 

U n  p a r  d e  f r a s e s .

 

Lo que él ve son un par de frases, claro. 

 

Pero lo que hay detrás es una auténtica tala de árboles. 

 

Para que te hagas una idea, para escribir este titular (es decir, una frase de las dos frases) escribí 64 opciones diferentes. 

 

64. 

 

Y esas las escribí después de mucha investigación. No sé las páginas que rellené ni los documentales que vi, pero muchas horas. 

 

¿Las dos frases? Claro, las escribí en 30 segundos. 

 

No problem. Son solo “dos frases”

 

Cuando hago mi reunión de arranque con un cliente, le explico la importancia de “afilar el hacha”. De entenderle a él, a su negocio, a sus clientes y a su mercado. 

 

Luego, escribo frases. Muchas frases. Más de dos, de tres y de cuatrocientas. 


Las escribo en páginas web, en emails y donde haga falta.


Marketing turístico para “talar” el mercado 

Un abrazo 

Ricardo

 PD: Si alguien no afila el hacha antes de cortar el árbol (en marketing o en la vida), desconfía.

Deja un comentario